Blog

Preguntar la misma pregunta. Cinco minutos percutivos frente a una extraña. Escuchar. Escuchar preguntar: "¿Tú cómo sufres?" Sentir la pregunta. Como en los Koan Zen la apertura está en la acción de preguntar y mantenerse abierto. Interrelación con la duda, con la inquitetud, con el no sé.

instalación camila krauss

He escrito. He desmembrado un libro.

El espectador se acerca a él y lo interviene, tanto como su curiosidad por leer se extienda a todo el cuerpo, a hacer contacto…, a leer los objetos tocándolos, a pararse sobre lo inédito..., o enfrentarse ante una extraña que le pregunta cara a cara: ¿tú cómo sufres?

“Mucho antes de que se presente el problema real de la alimentación, los animales entran en un estado de tensión por la falta de espacio, comienzan a comportarse de manera totalmente extraña.”

Flora Davis

 

Escrito durante el confinamiento. Fragmento de un poema inédito que gravita aun sin final conclusivo y comienza con preludios sintomáticos.

Nadie me dio la palabra, yo me tomé la molestia... Estrofado sin entretenedores. Esta voz que palabra no se sabe de cuándo enuncia y si pretende concluir o seguir hasta que la interrumpan. Espectador, Escucha. Mirador, asoma.

 

Créditos

Escribo florecer y pienso en los jardines que cultivé. Los tuve que dejar. Un jardín no es algo con lo que te mudas. Ni si quiera un patio, no un balcón.

 

Descuadernar a Cicerón

Buena parte del encierro durante la contingencia lo he dedicado a relecturas.  He mantenido un ayuno intermitente de la prensa digital y de las redes sociales, por elección propia y porque estoy en un sitio de no siempre accesible conectividad.